Art Class 1.jpg

Martha Kelly, a la derecha, presenta un certificado de participación a Sonia Ramos.

Con un lápiz en la mano, Iram Careaga se agachó sobre un azulejo de barro con una expresión de concentración y dibujó cuidadosamente una estrella y un fondo de cielo nocturno.

“Siempre veo el cielo, veo las estrellas, me gustan mucho”, dijo.

Careaga, de 25 años de edad, es uno de los 25 participantes de “We Are Artists” (“Somos Artistas”), una serie de talleres que brindan la oportunidad de hacer arte a los adultos con discapacidades de desarrollo en el Condado de Santa Cruz.

Art Class 2.jpg

Azulejos de barro decorados por los participantes de “We Are Artists”.

“Le da a las personas que no necesariamente tienen muchas maneras de expresarse una manera de mostrar lo que piensan y quiénes son”, dijo Hilary Felix, coordinadora del programa.

Todos los participantes toman un lugar en Santa Cruz Training Program y asisten a sesiones de terapia asistida por animales tres veces por semana en Santa Fe Ranch al este de Nogales.

Desde el pasado mes de diciembre, han asistido a seis talleres en el rancho dirigido por artistas de Patagonia Creative Arts Association, quienes les han enseñado disciplinas que van desde alfarería hasta el grabado.

“Están obteniendo nuevas experiencias pero están en un lugar muy familiar donde ya se sienten tranquilos y cómodos”, dijo Félix.

“Hace que te relajes”, dijo Careaga mientras terminaba su mosaico.

Niveles diferentes

Comenzando un taller el jueves pasado, 2 de mayo, Martha Kelly, una alfarera de Patagonia, dio a los participantes una breve introducción a las técnicas de decoración de barro antes de entregar los azulejos.

Leonardo Coppola, de 66 años, se inspiró dibujando una flor en su azulejo luego de salvar una de la basura.

“Una persona tiró un rosal el otro día”, dijo. “Era una flor blanca, así que la tomé y la planté en el patio”.

No todos los participantes, que tienen una variedad de necesidades especiales, pudieron enfocarse en el arte, pero Felix dijo que el programa está “adaptado para cumplir con muchos niveles diferentes”.

Algunos usaban sellos para decorar sus azulejos, otros dictaron su visión artística a los trabajadores sociales que los acompañaban.

Cassina Farley, quien ayudó a desarrollar el plan para el programa cuando conoció a Felix en la feria del condado en el 2017, estuvo presente para ayudar con el taller el jueves pasado.

“Siempre me voy de aquí sintiéndome mucho mejor que cuando llegué”, dijo.

Queda un taller en la serie actual de siete partes y, a partir del 9 de junio, el arte de los participantes se mostrará como parte de un montaje en Hilltop Gallery en Nogales.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments