Taxi

Los taxistas en Nogales, Ariz. no parecían particularmente preocupados que las aplicaciones de viajes compartidos estaban acabando con su negocio.

El Uber y su principal competidor, Lyft, han transformado la red de transporte en las grandes ciudades de Estados Unidos, incluyendo Tucson. Pero, las aplicaciones de viajes compartidos aún no se han adoptado ampliamente en Nogales.

Esau Garivay y su Chevy Cruze verde han estado sirviendo a los pasajeros de Uber alrededor de Nogales de forma intermitente durante aproximadamente un año. Pero aparte de Garivay, de 30 años de edad, quien solo trabaja para Uber a tiempo parcial, no está claro cuántos conductores hay en el área local. Nogales se considera parte del área de Tucson tanto para Uber como para Lyft, y Arizona no exige que las compañías publiquen estadísticas sobre los conductores o los viajes.

Al Nogales International le tomó varios intentos de ordenar con éxito un viaje en Uber y los esfuerzos para llamar a un Lyft nunca funcionaron.

Pero el pequeño mercado para compartir viajes en Nogales no es una anomalía.

Una encuesta de Pew Research Center de enero del 2019 encontró que, en todo el país, el uso de viajes compartidos fue significativamente menor fuera de las áreas urbanas y suburbanas.

Lee Rainie, director de investigación de Internet y tecnología de Pew, escribió en un correo electrónico que la demografía tiene un efecto importante: las personas mayores y aquellos con ingresos familiares más bajos tienen menos probabilidades de usar aplicaciones de viajes compartidos.

Y, el pago relativamente bajo para los conductores es otro factor detrás de la menor cantidad de vehículos que comparten viajes que cubren las carreteras de Nogales.

Garivay estimó que da cinco o seis viajes al día, seis días a la semana. Su ruta más común es entre los puertos de Mariposa y DeConcini. Dijo que eso le gana unos $150 por semana, mucho menos de lo que puede ganar con otros trabajos de manejo, como entregando comida de restaurantes locales a hoteles a través de otra aplicación, DoorDash.

Cuando comenzaron a circular informes a fines del 2017 de que Uber se estaba preparando para ofrecer servicio en Nogales, Sonora, los taxistas tradicionales de la ciudad se manifestaron en protesta. Pero los taxistas en Nogales, Ariz., no parecían particularmente preocupados que las aplicaciones de viajes compartidos acabaran con su negocio.

“No tengo nada en contra de ellos”, dijo la taxista Rosario Rodríguez Burgos.

Agregó que no cree que Uber sea una amenaza para los taxis locales, porque la gente necesita descargar una aplicación para usar el servicio.

Armando Molina, quien dijo que ha estado conduciendo un taxi durante 30 años, sugirió que muchos clientes no podrían usar las aplicaciones porque no tienen una tarjeta de crédito.

Molina también tenía una razón más simple por la que los pasajeros no se cambiarían a Uber: “No están acostumbrados”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments