Fuentes (spanish)

Ramon Alberto Fuentes, durante una entrevista con Nogales International el 15 de abril en el restaurante McDonald’s en Mariposa Road.

Ramón Alberto Fuentes, mejor conocido localmente como “Beto”, tiene algunos acontecimientos importantes en el horizonte.

El empresario y político local de 53 años quien cuenta con una colorida historia en Ambos Nogales fue recientemente postulado como candidato a un cargo público en Nogales, Sonora. Al mismo tiempo que se está preparando para las próximas elecciones en México, Fuentes espera su sentencia en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Tucson por dos cargos de tráfico de drogas de los que ya se declaró culpable.

El 24 de abril, el Instituto Estatal Electoral de Sonora anunció a los candidatos para ayuntamientos en las distintas entidades del estado. Fuentes figura en la planilla del Partido de Trabajo (PT) como candidato para síndico procurador propietario, aproximadamente el equivalente a un abogado de la ciudad.

Anteriormente miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó México con mano dura durante más de siete décadas hasta el año 2000, Fuentes se ha desempeñado recientemente como principal asesor de una legisladora del estado de Sonora que ahora es la candidata del PT a la alcaldía de Nogales, Sonora: Leticia Calderón Fuentes.

La posibilidad de que Fuentes trabaje para el gobierno municipal de Sonora en Nogales, al mismo tiempo que espera una sentencia penal en Arizona, es el último movimiento audaz de un hombre cuyas hazañas han sido noticia durante años.

El ciudadano con doble nacionalidad estadounidense y mexicana ha ocupado varios cargos gubernamentales en el norte de Sonora, incluyendo un escaño en el concejo municipal de Nogales, Sonora, a principios de la década del año 2000; dirigió una campaña sorprendentemente bien financiada pero finalmente infructuosa para la alcaldía de Nogales, Arizona en 2014; y en 2016 habló sobre cómo impulsar el negocio en un hotel local al comenzar un espectáculo de striptease, una idea que nunca se concretó. También abrió un periódico gratuito en español en Nogales, Arizona.

Las elecciones estatales en Sonora están programadas para el 6 de junio, al mismo tiempo que las elecciones legislativas nacionales de México y nueve días antes de la audiencia de sentencia de Fuentes actualmente programada en Tucson. El período oficial de campaña para las oficinas locales comenzó el 24 de abril.

La semana pasada, el PT realizó varios eventos en apoyo a la candidatura de Calderón para la presidencia municipal. En publicaciones en Facebook, Calderón aparece con otros candidatos locales del PT, pero no se nota la presencia de Fuentes. Sin embargo, Fuentes aseguró al Nogales International que él es asesor de Calderón.

“Vamos a participar. Vamos a ver qué… opinan los electores ”, dijo Fuentes el 13 de abril.

Las posibilidades electorales de Fuentes siguen sin estar claras, pero su participación por sí sola es extraordinaria: un narcotraficante confeso que será sentenciado a prisión en los Estados Unidos es un candidato a un cargo en México en la planilla de un partido político importante.

El 15 de abril, Fuentes se sentó con un reportero del Nogales International en el McDonald’s en Mariposa Road. Llevaba una camisa blanca cuadrada bien planchada, pantalones y una mascarilla morada. Su cabello estaba meticulosamente peinado y con partidura del lado izquierdo.

Aunque su estilo político es descarado, Fuentes fue cortés y habló en voz baja. Su motivación para buscar un cargo, dijo, fue “poder darle la oportunidad al electorado de Nogales, que tengan la oportunidad de elegir alguien que sale desde abajo”.

¿Cree que es apropiado que alguien que espera sentencia después de declararse culpable de delitos graves en los Estados Unidos se postule para un cargo público en México?

“Me voy a ahorrar el comentario”, dijo Fuentes.

Calderón no respondió a un correo electrónico pidiendo sus comentarios sobre los problemas legales de Fuentes en los Estados Unidos. Los representantes del PT en Sonora no respondieron a múltiples llamadas y mensajes en busca de comentarios sobre su presencia en la lista de candidatos.

Acuerdo con la fiscalía

En enero de 2020 Fuentes se declaró culpable por su participación en esfuerzos para traficar cocaína y heroína a través de los puertos de Nogales. De acuerdo con la base fáctica del acuerdo de culpabilidad, estuvo vinculado en una redada de cocaína en 2017 en el puerto de entrada de DeConcini y, meses después, las autoridades del puerto de entrada de Mariposa encontraron heroína escondida dentro de cubos de cemento en el maletero del automóvil de Fuentes.

No obstante, menos de dos semanas después de firmar la declaración de culpabilidad, Fuentes comenzó a afirmar que era inocente.

“El tema es algo que ya pasó y nunca he tenido problemas en Estados Unidos”, le dijo a un comentarista político en Hermosillo, Sonora, durante una transmisión de Facebook Live en febrero de 2020, cuando se le preguntó sobre su caso. Para ese momento, ya estaba hablando de su trabajo con Calderón, quien ha representado a Nogales, Sonora en la legislatura estatal desde 2018 (Calderón, cuyo segundo apellido es Fuentes, dijo que los dos no están relacionados).

Más de un año después, Fuentes se está preparando para unas elecciones que podrían llevarlo a una posición poderosa en el gobierno de Nogales, Sonora.

La actividad política reciente de Fuentes probablemente se habría detenido en seco si hubiera sido sentenciado en abril de 2021 como estaba programado originalmente. Según el acuerdo de culpabilidad, cada delito se castiga con una pena mínima de prisión de 10 años, aunque el texto del acuerdo sugiere la posibilidad de un ajuste de menos tiempo.

En cambio, la audiencia de sentencia se ha pospuesto siete veces diferentes.

En marzo, su abogado pidió la última prórroga citando una cirugía que estaba programada para someterse a Fuentes el 9 de abril y afirmando que se esperaba que Fuentes “estuviera en recuperación durante una cantidad considerable de tiempo”. El juez acordó posponer la audiencia de sentencia una vez más, pero la cirugía aparentemente hizo poco para obstaculizar las actividades de Fuentes.

El 15 de abril, Fuentes compartió que había viajado a Hermosillo y regresó el día anterior, un viaje de aproximadamente 3.5 horas en cada sentido. Señalando su hombro izquierdo, dijo que había recibido tratamiento médico reciente por una hernia en el hombro.

En la propuesta presentada el año pasado solicitando permiso para que Fuentes viajara a México en espera de la resolución de su caso criminal en Estados Unidos, su abogado explicó que Fuentes tenía “importantes intereses comerciales en México”, incluyendo el periódico en línea El Heraldo de Nogales.

El Heraldo era el nombre de la publicación impresa de corta duración de Fuentes con sede en Arizona, que plagió generosamente del NI. El proyecto sigue vivo en dos sitios web que presentan una combinación de enlaces rotos y noticias desactualizadas relacionadas con Nogales, Sonora. Fuentes dijo que también está detrás de la página de Facebook “El Heraldo de Nogales Sonora”, creada en mayo pasado, que contiene varias publicaciones que promocionan a Calderón.

Co-conspiradores

Fuentes se encontraba en la mira de los investigadores federales después de que un hombre llamado Efraín Corrales Pérez fue arrestado en enero de 2017 en el puerto de DeConcini mientras intentaba traer 25 libras de cocaína a los Estados Unidos, según muestran documentos judiciales y solicitudes de orden de registro.

Los oficiales encontraron paquetes de drogas escondidos en las áreas de ventilación y bolsa de aire del Chevrolet Silverado que conducía Corrales.

Corrales había sido uno de los mayores contribuyentes financieros de Fuentes durante su campaña para la alcaldía de 2014, donando $2,500 a la campaña. Corrales figuraba en los documentos de financiamiento de campaña de Fuentes como residente de Nogales y director comercial de OOMAPAS, la autoridad de agua potable del gobierno municipal de Nogales, Sonora.

Según las órdenes de registro, las autoridades inspeccionaron los dos teléfonos de Corrales mientras estaba detenido en el puerto y vieron que había perdido varias llamadas de un contacto guardado como “Beto Fuentes USA”, quien luego fue identificado como Fuentes a través de su fotografía de perfil de WhatsApp. También se dieron cuenta que los dos hombres habían cruzado la frontera juntos 236 veces desde 2010. Una investigación adicional del teléfono de Corrales también supuestamente lo mostró a él y a Fuentes coordinando el cruce de contrabando durante la última semana de enero de 2017, antes de la redada de Corrales.

Después de su arresto en el puerto de DeConcini, Corrales fue acusado en el Tribunal del Distrito de los Estados Unidos en Tucson por cuatro delitos graves de drogas. Sin embargo, la Fiscalía de los Estados Unidos le pidió a un juez que desestimara todos los cargos en su contra en octubre de 2017.

La propuesta de desestimación no especificó por qué los fiscales querían que se retiraran los cargos contra Corrales. Sin embargo, para octubre de 2017, el caso de Corrales se había enredado con otro caso penal contra el abogado de Tucson que lo representaba, Rafael Gallego, y su asistente, Ricardo Gallego.

Declaraciones falsas

Una acusación del gran jurado presentada el primero de agosto de 2018 acusó a Rafael y Ricardo Gallego de cinco cargos criminales, incluyendo conspiración para obstruir la justicia, cometer declaraciones falsas y manipular a un testigo. Se alega que los delitos se cometieron entre el 31 de enero de 2017 y el 6 de octubre de 2017 e involucraron a la representación de Rafael Gallego de Corrales en el caso de contrabando de cocaína.

Un comunicado de prensa emitido en ese momento por la Fiscalía Federal del Distrito Oeste de Texas, que estaba a cargo de la acusación, dijo que Rafael y Ricardo Gallego, “teniendo conocimiento de la comisión de un delito de narcotráfico, brindó asistencia al delincuente con el fin de obstaculizar y prevenir la aprehensión, el juicio y el castigo del infractor”. Además, decía: “La acusación también alega que los acusados conspiraron para persuadir de manera corrupta a una persona para que proporcione información falsa a los investigadores de las fuerzas del orden”.

Ricardo Gallego, el asistente legal, después se declaró culpable de un cargo de conspiración para cometer declaraciones falsas.

Según la base fáctica de su acuerdo de culpabilidad, Ricardo Gallego sabía quién había suministrado la cocaína que fue incautada en la frontera en enero de 2017 y quería proteger a dicha persona de estar implicada en el crimen. El 9 de enero de 2020, fue sentenciado a tres años de libertad condicional sin supervisión. En febrero de 2020, los fiscales pidieron al juez que desestimara los cargos contra Rafael Gallego, el abogado. El juez accedió a la propuesta.

‘La intención de servir’

El mismo día en que se presentaron acusaciones contra Rafael y Ricardo Gallego en 2018, un gran jurado acusó a Fuentes de varios cargos relacionados con intento de contrabando de heroína y cocaína en 2017. Como el caso contra Rafael y Ricardo Gallego, el caso de Fuentes también fue procesado por la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Oeste de Texas.

El 29 de enero de 2020, Fuentes se declaró culpable de dos delitos: un cargo de importación ilegal de heroína y un cargo de importación ilegal de cocaína. Luego, cuando comenzaron las restricciones por la pandemia de coronavirus, su sentencia se retrasó repetidamente.

A fines de 2020, cuando el calendario judicial comenzó a volver a la normalidad, el abogado de Fuentes, Jeffrey Rogers, presentó una moción solicitando que la sentencia, programada para el 5 de enero de 2021, se pospusiera por otro período de al menos 60 días, diciéndole al juez tanto él como la fiscalía, “están de acuerdo en que hay varias cuestiones que deben abordarse antes de que se pueda dictar una sentencia adecuada”, aunque no especificó cuáles eran esas cuestiones.

La sentencia fue reprogramada para el 13 de abril. Pero luego Rogers solicitó otra demora con el argumento de que Fuentes estaba programado para cirugía. La sentencia ahora está programada para las 9 de la mañana del 15 de junio, según los registros judiciales.

Mientras tanto, los votantes en Nogales, Sonora tendrán la oportunidad de decidir si quieren que Fuentes juegue un papel importante en su gobierno electo.

El 15 de abril por la mañana, mientras tomaba un café de McDonald’s en una mesa contra la pared al fondo del restaurante, Fuentes dijo que se sentía bien con sus posibilidades electorales y las de Calderón. Y tenía algo más que agregar para esta historia.

“Soy una persona de bien”, dijo. “Tengo la intención de servir y seguir sirviendo,” agregó.

(Traducción por Dossier Político.)

Load comments