DeConcini pedestrian port

Personas entran a los Estados Unidos por la garita peatonal DeConcini.

Ricardo Castro de Nogales, Sonora cruzó a través de las líneas peatonales en el Puerto de Entrada Dennis DeConcini el pasado miércoles 22 de enero, entrando en North Grand Avenue mientras se dirigía a Estados Unidos.

Castro dijo que pudo cruzar a Nogales, Ariz. en cinco minutos ese día. Pero el tiempo de espera inusualmente corto en el puerto no lo tomó por sorpresa, es parte de un patrón del que se ha dado cuenta recientemente.

“Cruzo como dos o tres veces a la semana, nada más aquí a las tiendas. De este año para acá, ha durado cómo de 10 a 15 minutos nomás”, dijo Castro, agregando que, en años pasados, “tardaba más de una hora en estas mismas fechas” para cruzar a Estados Unidos por la garita peatonal DeConcini.

Después de un año difícil, en el que la reasignación de los funcionarios locales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) y la decisión de CBP de cerrar algunas líneas de vehículos en los puertos locales condujeron a largas filas y prolongaron los tiempos de espera para las personas que ingresan al país, las cosas parecen estar mejorando.

La mayoría de los carriles cerrados se han vuelto a abrir y las personas que cruzan la frontera a pie o en automóviles informan tiempos de espera más tolerables, al igual que la aplicación de CBP, Border Wait Times.

Los funcionarios atribuyen el cambio dramático de aumento en la dotación de personal, lo que permite a CBP procesar a más personas a la vez.

“Entre la cantidad de personas que se graduarán de la academia y la cantidad de personas que se moverán a través de la academia este año, se considera que los puertos de entrada de Nogales cuentan con personal completo”, dijo el Supervisor del Condado Bruce Bracker a NI el 22 de enero, agregando que el aumento de personal comenzó en noviembre pasado.

Buena combinación

Aunque no pudo aportar números específicos, el oficial de CBP, Hugo Núñez, el enlace de asuntos públicos de la agencia en Nogales, dijo que el aumento de personal local es un resultado positivo de los esfuerzos de contratación, así como un cambio en el personal dentro de la agencia federal.

“Hay una combinación de oficiales recién graduados de CBP y aquellos que se han transferido de otras ubicaciones portuarias”, escribió Núñez en un correo electrónico. “La combinación de oficiales, con y sin experiencia, asegura que nuestro personal diverso esté siempre preparado para abordar profesionalmente cualquier desafío que podamos enfrentar”.

Para Mayte Carolina Escobar, quien dijo que cruza desde Nogales, Sonora a Estados Unidos aproximadamente dos veces al mes, la breve línea que encontró en una tarde reciente fue inesperada.

“La verdad tenía rato que no cruzaba y haz de cuenta que muchas veces me tocaba una hora o más, y ahorita nomás fueron cinco minutos”, dijo Escobar, aclarando que siempre cruza por la garita peatonal DeConcini.

Pero, aunque se han abierto más carriles en los puertos locales en las últimas semanas, Núñez le dijo a Nogales International que todos los carriles no pueden estar abiertos en todo momento, a pesar del nuevo personal.

“El personal adicional mejorará tanto la seguridad pública como de los oficiales, así como la eficiencia del puerto”, dijo, y agregó: “La dirección del puerto controla de cerca el vehículo y las vías peatonales del Puerto de Nogales, y las operaciones se ajustarán según sea necesario”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments