ONLINE ONLY.jpg

Una subvención de $1.55 millones que el Condado Santa Cruz recientemente obtuvo para las pruebas COVID-19 es suficiente para pagar hasta 8,400 pruebas, según el Director de Servicios de Salud del Condado, Jeff Terrell.

Eso es suficiente para evaluar aproximadamente el 18 por ciento de la población del condado, y para más del doble de la cantidad de pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR por sus siglas en inglés) ya administradas a los residentes del condado desde el comienzo de la pandemia.

El condado está listo para comenzar a usar su suministro este fin de semana, ya que lanza un “bombardeo de pruebas” gratuitas en Nogales el sábado y domingo en el edificio principal del condado. Se planean eventos similares de dos días en los estacionamientos de las preparatorias de Rico Rico y Patagonia el 31 de julio y 1ro de agosto. Todos los eventos van desde las 8 a.m. hasta las 12 p.m.

El éxito de esos eventos determinará lo que viene después.

"Vamos a tomar en cuenta lo que vemos aquí en estos primeros tres ‘bombardeos’ que estamos haciendo en Patagonia, Río Rico y Nogales, y luego veremos ahí si establecemos más bombardeos (de pruebas) o si complementan las pruebas existentes que están sucediendo", dijo Terrell el jueves, 23 de julio.

Los bombardeos son eventos de servicio en carro, en los que los médicos profesionales usarán un hisopo nasal para recolectar muestras de personas mientras siguen sentados en sus autos.

Pero primero, los participantes deben completar algunos formularios.

"No es una gran cantidad de papeleo", dijo Terrell. "Debemos tener nombre, dirección, toda esa información del paciente para poder contactarlos una vez que tengamos los resultados".

A los participantes también se les preguntará si han tenido síntomas y si han sido examinados durante los últimos 14 días, "pero no será un historial médico intensivo ni nada de eso", dijo.

Y debido a que las pruebas son gratuitas, no es necesario traer documentación de seguro médico, solamente una identificación emitida por el gobierno para que el condado pueda confirmar la identidad de las personas que estén evaluando. No hay preguntas sobre la ciudadanía o el estado migratorio de las personas, dijo Terrell.

Las personas que se realicen la prueba deberán aislarse durante 10 días o hasta que hayan recibido un resultado negativo. El condado dijo que espera que los resultados sean devueltos del laboratorio "dentro de 72 horas".

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments