Se han llevado a cabo pocos desalojos en el Condado Santa Cruz desde que la Corte Suprema de los Estados Unidos bloqueó la extensión de la moratoria que prohibía los desalojos a fines de agosto, según el agente del condado Eddie Huerta.

En el mes anterior, Huerta le dijo a NI a fines de septiembre, había realizado cerca de dos desalojos. Ese número no es más bajo que en tiempos previos a la pandemia, cuando Huerta realizaba alrededor de tres desalojos por mes.

“Mucha gente, debido a la pandemia, tiene la impresión de que no pueden hacer desalojos”, dijo.

Agregó que algunos propietarios han optado por presentar las pérdidas por ingresos de alquiler en sus impuestos, en lugar de pasar por el proceso de desalojo.

En otros casos, los inquilinos encontraron asistencia financiera para ayudarlos a ponerse al día con el alquiler.

Huerta dijo que los dos desalojos que había llevado a cabo recientemente involucraron a inquilinos que habían destruido propiedades, no a familias que padecían dificultades económicas debido a la pandemia.

Los funcionarios del condado han enfatizado un programa de asistencia, otorgado a través del gobierno federal, que está disponible para los residentes locales que enfrentan dificultades financieras relacionadas con sus gastos de vivienda.

“Cuando entreguemos el papeleo, cuando abran la puerta y les presentemos que se está llevando a cabo un proceso de desalojo, les avisaremos que llamen al condado y que hay medios de ayuda para pagar el alquiler”, dijo Huerta.

Comuníquese al (520) 375-7800 para obtener más información sobre el programa.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments