Buffalo Soldiers

Clarence Jolivet, visto aquí en Nogales en 2007 cuando tenía 81 años, era miembro de los Buffalo Soldiers.

Los estudiantes del Condado Santa Cruz probablemente tengan más conocimiento acerca de los exploradores españoles como Francisco Vásquez de Coronado y Juan Bautista de Anza que sobre los soldados de color estacionados en lo que fue Camp Stephen D. Little en Nogales.

No hay lápidas conmemorativas de Camp Little, tampoco para los llamados Buffalo Soldiers que jugaron un papel importante en la historia de Nogales. Si bien, los educadores locales dicen que los temas pueden haber surgido durante las lecciones de historia individuales, sin embargo, estos temas nunca se enseñaron como parte del plan de estudios.

Un grupo de descendientes de Nogales Buffalo Soldiers ha estado trabajando con otros socios para cambiar todo eso. Llegaron a Nogales el 3 de noviembre y visitaron varios puntos de interés, incluido el cementerio de la ciudad de Nogales, donde muchos de esos soldados están internados.

Participaron en la reunión ordinaria del alcalde y el ayuntamiento, donde describieron su plan de acción, que incluye un fin de semana de eventos especiales a principios del próximo año. Una recepción de bienvenida el viernes 28 de enero será seguida al día siguiente por la inauguración de una exhibición en el Museo de la Sociedad Histórica de Pimeria Alta, y luego una reunión de familiares y amigos en el cementerio. Convenientemente, el Mes de la Historia Afroamericana comienza al día siguiente.

Liderando el grupo organizador, conocido como Nogales Buffalo Soldiers Legacy Association, está Donna Jackson-Houston, nieta del Nogales Buffalo Soldier, Sr. Lucius Franklin Monroe Jackson, y sobrina del ex vicealcalde de Nogales John Jackson, la primera persona de color elegida para el consejo municipal.

La asociación se asoció con la Sociedad Histórica de Pimeria Alta para la exhibición de apertura de Nogales Buffalo Soldiers. Destacará las vidas de los soldados que estaban basados ​​en Camp Little, muchos de los cuales vivieron y criaron a sus familias en Nogales.

Los Buffalo Soldiers eran miembros de las unidades segregadas totalmente negras del Ejército de los EE. UU., que sirvieron tanto en la infantería como en el calvario desde 1866 hasta 1947, cuando se eliminó la segregación del ejército.

Los Buffalo Soldiers del décimo calvario estaban estacionados en Camp Little, que cubría áreas a lo largo de Western Avenue, incluida lo que ahora es A.J. Mitchell School, hacia el vecindario de Anza Drive.

Ellos y sus compatriotas blancos, que también estaban estacionados en Camp Little, jugaron un papel clave en la Batalla de Ambos Nogales, que en realidad fue una serie de tres batallas libradas en la frontera en 1913, 1915 y 1918.

Una parte fundamental de la historia de Nogales Buffalo Soldier es la escuela segregada Grand Avenue/Frank Reed, que operó desde 1928 hasta 1952 para niños negros, incluidos aquellos cuyos padres eran soldados asignados al campamento. En 1996, la familia Jackson donó una placa para rendir homenaje a la escuela y la colocó en un sitio en Grand Avenue y Santa Cruz Street ahora demarcado como monumento histórico. La exhibición del museo también reconocerá a la escuela.

Dene Wallace, hija de una maestra de la escuela en la década de 1940, habló en la reunión del consejo de la ciudad del 3 de noviembre. Dijo que quería honrar a su madre, quien “vio las desigualdades de una comunidad dividida y ayudó a cumplir la visión de una comunidad educada no separada, no segregada en diferentes escuelas para niños de minorías”.

Para obtener más información, consulte NogalesBuffaloSoldiers.org.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments