Dioces

Una persona espera fuera de la Iglesia Católica del Sagrado Corazón en Nogales el martes en la mañana. El letrero a la derecha dice: “Atención Feligreses: Debido a las restricciones de coronavirus, la misa de hoy a las 5:15 p.m. será la ultima misa que se celebrará hasta nuevo aviso (aproximadamente tres semanas).”

El lunes por la tarde, el Obispo de Tucson, Edward J. Weisenburger, anunció que todas las reuniones públicas en las parroquias están canceladas o se suspenden. Además, dijo que la obligación de la misa dominical se dispensa a todas las personas católicas que residen o visitan el territorio de la diócesis.

También declaró que en las iglesias no debe de haber eventos o reuniones públicas, tales como programas parroquiales de educación religiosa, Estaciones de la Cruz, servicios de comunión, quinceañeras, misiones parroquiales, cena, etc.

“Estas directivas están vigentes durante las próximas tres semanas, hasta el 6 de abril de 2020, momento en el que serán revisadas y/o suspendidas o extendidas,” dijo Weisenburger.

Load comments