Vacuna

Michelle Morales del Centro de Salud Comunitario Mariposa prepara una dosis de vacuna contra COVID-19 el febrero pasado.

El gobierno del Condado Santa Cruz está ofreciendo a sus empleados un bono de $500 por estar vacunados contra el COVID-19, o si no, por recibir la vacuna.

El “Programa Incentivo de Vacunas” (“Vaccine Incentive Program” en inglés) fue aprobado por unanimidad el 5 de octubre por la junta de supervisores. Se estima que el costo será de $200,000 y se pagará con los fondos de ayuda de COVID que el gobierno federal le otorgó al condado.

Para obtener el bono, los trabajadores deben mostrar voluntariamente a los funcionarios del condado su tarjeta de vacunación antes del 31 de diciembre.

No es un programa obligatorio, según la administradors del condado, Jennifer St. John.

“Creemos que esta es una herramienta eficaz para la vacunación de los trabajadores y para ayudar a que la pandemia no continúe”, dijo.

St. John dijo que los funcionarios del condado no saben cuántos empleados están vacunados. Cuando se le preguntó cómo será evaluado el éxito del programa, dijo: “Podemos calcular el porcentaje de empleados que fueron vacunados antes del incentivo, y compararlo después del incentivo mientras recolectamos las tarjetas de vacunas”.

El condado de Pima implementó un programa similar y pasó de un tercio de su fuerza laboral vacunada a dos tercios “y ha sido positivo en todas las jurisdicciones que han hecho incentivos”, dijo.

El Supervisor Bruce Bracker describió el programa como un “agradecimiento por vacunarse” y dijo que los empleados del condado que se enfermaron le han costado al grupo de seguros del condado $500,000. St. John señaló que la cantidad no incluye los costos de los empleados que han tenido que tomarse un tiempo libre para cuidar de sí mismos.

Bracker dijo que los funcionarios electos del condado no son elegibles para los bonos, pero todos los demás empleados sí.

Patricia Barraza-Preciado, que trabaja en la Oficina del Superintendente de Escuelas del Condado, le dijo a NI que el bono es una “buena idea para ayudar a detener la propagación, especialmente para aquellos de nosotros que trabajamos con el público”.

Jeff Terrell, director de servicios de salud del condado, dijo sobre el programa: “El objetivo es vacunar a las personas. Y, si el propósito es vacunar a más personas, lo apoyo”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments