Outreach

Julia García Sweeney tuvo buenas experiences con el Centro de Recursos Familiares de Nogales. Sin embargo, lamenta que muchos padres no estén enterados de programas así en la comunidad.

Estibaliz Jiménez se dio cuenta de que pudo haber sufrido depresión posparto después de unirse a Los Padres, un programa creado por la Oficina del Superintendente del Condado Santa Cruz y financiado por First Things First. El programa proporciona una variedad de servicios para padres con niños de 0 a 5 años, incluyendo visitas personales, evaluaciones para niños y conexiones con el fin de construir o mejorar las relaciones entre padres e hijos.

“Hay una infinidad de recursos”, dijo Jiménez sobre el programa, al que fue invitada a unirse después de que comenzó a acudir a sus chequeos en el Centro de Salud Comunitario de Mariposa durante su embarazo.

Durante una actividad llamada “parent connection” realizada a través de la plataforma digital Zoom, los niños junto a sus padres aprendieron a plantar semillas.

“¿Qué vamos a hacer hoy?” preguntó una de las niñas en español, el idioma que se utiliza durante la sesión.

Dando uso de materiales que los educadores les hicieron llegar a las familias semanas antes, continuaron con la actividad.

Varios miembros de la comunidad participan en programas como este que son organizados por diversas agencias y organizaciones de la zona. Ya sea que los proporcione el gobierno del condado, la Ciudad de Nogales u organizaciones sin fines de lucro, hay programas disponibles para servir a la comunidad en una variedad de áreas.

Sin embargo, los residentes locales a menudo se enteran de estas oportunidades a través de conocidos, y algunos residentes dicen que puede ser difícil averiguar sobre servicios potencialmente beneficiosos en el Condado Santa Cruz si no conocen a alguien que esté al tanto de ellos.

Es más, el alcance a la población monolingüe de habla hispana es aún más limitado.

‘La gente que más lo necesita’

Cuando los hijos de Julia García Sweeney eran más pequeños, una conocida le habló sobre el Centro de Recursos Familiares de Nogales, un programa educativo similar a Los Padres que es operado por el Distrito Escolar Unificado de Nogales en colaboración con la Universidad de Arizona. 

García se inscribió en el programa y conoció a dos amigas. Las tres mujeres permanecen cercanas, y organizan eventos a menudo para sus hijos en los parques locales.

Sin embargo, dijo que si no fuera por la publicidad de boca a boca, nunca se habría enterado del programa.

García dijo que está agradecida con el programa principalmente porque aprovechó sus beneficios cuando era relativamente nueva en este país. Sin embargo, lamenta que muchos padres no estén al tanto de estos programas debido a los esfuerzos de extensión que a menudo dejan fuera a los hispanohablantes.

Alma Feria, educadora de Los Padres, está sumamente familiarizada con las necesidades de la comunidad, específicamente en Nogales y Río Rico. “La gente no pide los recursos que están disponibles porque no saben que están ahí ... esto se debe a la barrera del idioma”, dijo.

La mayoría de las 60 familias que en este momento participan en Los Padres provienen de hogares con bajos recursos, y esos hogares pueden ser los más difíciles de alcanzar con información acerca de programas.

“A veces, la gente que más lo necesita nunca se entera”, dijo Feria.

Entonces, ¿Que se puede hacer para mejorar el alcance y la conectividad comunitaria en el Condado Santa Cruz?

Santos Yescas, gerente de programas de Nogales Community Development y activista local, coloca a las redes sociales en la parte superior de la lista para mejorar la distribución de información.

Yescas, quien se encuentra entre los organizadores del “Little Mercado’, un mercado de agricultores, dijo que las organizaciones pueden mejorar su uso de las redes sociales para llevar a cabo actividades de alcance comunitario, promover eventos y hacer que los servicios estén disponibles a la comunidad.

“La radio es algo que funciona, y las redes sociales también”, dijo sobre las mejores formas de hacerle llegar información a la comunidad de Nogales.

Entre Yescas y su amigo Edgardo Muñoz han creado We Love Nogales, una plataforma digital dedicada a crear una comunidad más unida a través de esfuerzos como la promoción de programas, la difusión de información útil y crear conciencia. La plataforma, en la que se publica contenido digital en su sitio web y se transmite en vivo a través de Facebook, está abierta a empresas, organizaciones y agencias de toda la comunidad y sirve como una herramienta de comunicación.

“La idea nació de la necesidad, tanto personal como de la comunidad’’, dijo Muñoz. 

“Hemos sido como una especie de puente entre las personas que necesitan servicios y quienes los ofrecen”, agregó Yescas, quien a menudo aparece como presentador durante los segmentos de We Love Nogales en los que entrevista a representantes de organizaciones sobre sus proyectos. 

Aún así, a pesar de la creciente influencia de las redes sociales, García y Jiménez dijeron que les gustaría ver más folletos y volantes en español en sus buzones de correo, así como más carteleras alrededor de la ciudad.

“Para mi sería de mucha ayuda si me llegaran anuncios a mi casa, por ejemplo,” dijo Garcia.

Un lugar en Nogales donde los residentes locales pueden ver una amplia variedad de información impresa es en el edificio del Condado Santa Cruz localizado en Congress Drive, donde carteleras y folletos adornan las paredes. Pero de los anuncios publicados allí durante una visita reciente, muy pocos estaban disponibles en español.

Uno de los únicos folletos en español es para un programa de autoayuda que brinda educación y orientación a personas que enfrentan procesos judiciales de familia como divorcio, custodia de menores y paternidad, pero que no pueden pagar representación legal.

El secretario del Tribunal Superior, Juan Pablo Guzmán, dijo que las diversas formas de publicidad utilizadas para promover el programa han sido cruciales para su éxito.

“Usamos los medios para llegar a la comunidad, la radio, porque la radio es popular en esta comunidad, el periódico, porque el periódico es popular en esta comunidad, y obviamente las redes sociales”, dijo.

“Obviamente, en este momento, las redes sociales están en los dedos de todos, porque usamos nuestros teléfonos y estamos constantemente al tanto de las redes sociales”, dijo Guzmán.

Creando conexiones

Una residente local que ha dejado en claro que no usa las redes sociales encontró otras formas de mantener informada a su comunidad.

Impulsada por su pasión por la jardinería y su deseo de compartir información sobre jardinería con otras personas, Clare Bonelli, residente de Sonoita, inició un boletín de promoción de eventos, recursos y negocios, entre otras cosas, en el este del condado. Dijo que se sorprendió al ver que sus lectores aumentaron a más de 1,200 suscriptores en los 12 años que produjo el boletín, que recientemente entregó a Patagonia Regional Times, un medio de comunicación comunitario sin fines de lucro.

Bonelli dijo que la razón por la que su boletín tuvo tanto éxito se debe a los métodos de publicidad que eligió: un boletín impreso y correo electrónico. “Si no está en un correo electrónico, tienes que buscarlo”, dijo.

“Hubo personas que me decían, ‘Nunca me sentí conectado a mi comunidad hasta que forme parte de tu boletín … ahora sé que está pasando,’” dijo. 

Una entidad local que ofrece a las agencias gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro la oportunidad de hacer correr la voz a la comunidad es el periódico Nogales International, que distribuye noticias e información local a través de periódicos impresos, un sitio web, redes sociales y boletines electrónicos. Sin embargo, según el editor Jonathan Clark, la cantidad de información que las agencias locales envían al periódico se ha reducido a un mínimo.

El alcance comunitario ha sido una debilidad para el gobierno local más que para las organizaciones sin fines de lucro, dijo. Pero en ambos casos, “creo que la gente puede enfocarse demasiado en las redes sociales como herramienta de divulgación. Piensan: ‘Simplemente enviaré un tweet a este anuncio y ya está’. Pero se olvidan de las personas, especialmente las personas mayores, quienes aún prefieren mantenerse informadas leyendo un periódico o escuchando la radio.”

Conocer a su audiencia

Reyna Montoya, fundadora de Aliento AZ, una organización con sede en Phoenix que trabaja para crear conciencia sobre la salud mental entre las comunidades indocumentadas y de habla hispana del Condado Maricopa, es una organizadora comunitaria veterana que trabaja para romper el estigma de las enfermedades mentales organizando talleres y programas educativos. 

Montoya dijo que el componente más importante del alcance comunitario es conocer a su audiencia y, como ella dijo, “encontrar a las personas donde están” refiriéndose a escuchar y entender las necesidades de cada comunidad.

En Nogales, por ejemplo, a pesar del constante uso de las redes sociales, es importante darse cuenta de que algunos residentes todavía prefieren ser contactados por métodos que pueden considerarse anticuados.

“El error está en asumir que la gente sabe quién eres y qué estás haciendo o por qué lo estás haciendo”, dijo Montoya, refiriéndose a lo que puede impedir que organizaciones alcancen a sus comunidades.

(La reportera Lidia Terrazas trabaja con el Nogales International en un proyecto especial de largo plazo llamado “Voces Calladas: Out of the Shadows,” con el objetivo de examinar la participación política y comunitaria entre los residentes de habla hispana del área, identificar barreras y buscar formas de mitigarlas. Este reporte, que se trata de los temas de transparencia y contabilidad de oficiales electos, forma parte de ese proyecto.)

Load comments