Customers

Unas clientes llevan finitos para toda la familia el martes pasado.

Muchas empresas locales han atravesado con dificultad la pandemia a medida que las ventas se redujeron a un mínimo. Otros se vieron obligados a cerrar temporalmente siguiendo las órdenes del estado y algunos han cerrado sus puertas para siempre.

Pero una tienda localmente famosa se ha adaptado y prosperado durante un tumultuoso 2020.

Finitos, la tienda ubicada en Perkins Avenue que ha servido helados de hielo con sabores diferentes durante más de tres décadas continuó a pesar del coronavirus este verano, así como también un proyecto de reparación de calles de meses de duración que trajo polvo y trabajos de construcción ruidosos a un vecindario de otra manera tranquilo.

“Afortunadamente para nosotros, fue algo agitado, estuvo muy ocupado”, dijo Milo Rendón, quien sirve el negocio con su esposa María Rendón.

“Nos consideraríamos afortunados”, agregó María, “porque los clientes nos apoyaron”.

El miércoles pasado por la tarde, la pareja estaba sirviendo sus finitos característicos a través de una pequeña ventana, ya que las puertas se cerraron desde marzo en respuesta a la pandemia y la configuración actual es la última de los pocos sistemas que han tratado en respuesta al brote de COVID-19.

Algunas oportunidades de ventas se han agotado, como el suministro de juegos de ligas menores, escuelas y el Boys and Girls Club al final de la calle. Pero Milo dijo que esas ventas perdidas han sido reemplazadas en gran medida por personas que realizan pedidos más grandes para agrupaciones.

Y los Rendón recibieron una ayuda agradable por parte del clima. Julio y agosto del 2020 fueron los meses de julio y agosto más calurosos en el área local desde al menos el 2001.

“La temperatura realmente nos ha ayudado”, dijo Milo.

Mientras Finitos pudo haberse librado del daño visto en otras tiendas locales, Milo Rendon dijo que la ganancia de la tienda está básicamente ligada en última instancia al resto de la economía local: “Sin gente que tenga un trabajo, nosotros no tenemos trabajo. Ellos son los que traen el dinero”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments