Altar

Uno de los altares que formaban parte de la celebración del Día de los Muertos el año pasado en Karam Park.

El concejo municipal de Nogales votó en contra de la celebración de los próximos eventos festivos, diciendo que darían lugar a reuniones riesgosas en las que el COVID-19 podría propagarse.

“La seguridad tiene que ser nuestra principal prioridad”, dijo el concejal José “Joe” Díaz.

En una reunión el pasado 21 de octubre, el concejo aprobó un acuerdo en el que este año se mantendrán fuera de las propiedades de la ciudad los altares del Día de los Muertos, el desfile de luces navideñas y las casitas de Karam Park.

Los miembros del concejo dijeron que el consulado mexicano aún podría llevar acabo los eventos, ya que la ciudad no tiene autoridad sobre la propiedad del consulado.

A principios de este año, el concejo suspendió la celebración anual del Día de la Independencia de la ciudad, citando las preocupaciones de la salud.

“Este no es un año fácil para nosotros”, dijo el Alcalde Arturo Garino durante la reunión.

La Concejal Esther Meléndez-López se negó a la cancelación del evento del Día de los Muertos, diciendo que los altares no tienen por qué representar un riesgo para la salud.

“Realmente no es una fiesta ni nada parecido, es una exhibición”, dijo.

Pero Meléndez-López fue la única de los siete concejales que votó en contra de las cancelaciones.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments