Grad at border fence

Cuando Marco Espinoza vio a Kimberly Liera con su toga y birrete conversando con alguien al otro lado del muro fronterizo, tenía que capturar el momento en una foto. “Quería compartir esta imagen para que la gente pueda ver de que el éxito y el amor no tienen fronteras", dijo.

Unas pocas horas antes del comienzo de su ceremonia de graduación en Nogales High School (NHS) el pasado 24 de mayo, Kimberly Liera se encontraba en el extremo sur de Morley Avenue, ya vestida con su birrete y su toga.

Ella estaba allí para mostrar su atuendo a su madre y a su hermana de 4 años en Nogales, Sonora, quienes la admiraban a través de una pantalla de metal en el muro fronterizo que se interponía entre ellas.

La vista de una mujer joven con su toga y birrete conversando con alguien al otro lado de las barreras, de inmediato llamó la atención del residente de Río Rico, Marco Espinoza, mientras pasaba. Decidió capturar el momento en una foto.

“Cuando me di cuenta de que ella estaba hablando con alguien en el muro fronterizo, mi corazón se derrumbó, se rompió en un millón de pedazos, que tiene que ver a su familia de esta manera”, dijo Espinoza. “Le di vuelta a mi auto por segunda vez y tomé la foto”.

La foto, que Espinoza compartió con amigos, circuló rápidamente en las redes sociales en los días posteriores a la graduación de Liera. En menos de una semana, la fotografía se había compartido más de 550 veces en Facebook.

‘Me puse a llorar’

Liera, quien vive con sus abuelos en Nogales, Arizona, dijo que no podía cruzar a México el día de su graduación por temor a no poder regresar a tiempo para la ceremonia. Así que ella organizó la reunión en la cerca fronteriza.

“Nomás la miré y me puse a llorar, de felicidad y a la misma vez de tristeza”, dijo su madre Beatriz Acosta. “Al verla así tan bonita, al ver que logró lo que ella siempre me decía”.

Poco después de que naciera Liera, dijo Acosta, le quitaron su visa de Estados Unidos después de intentar cruzar la frontera con un pariente que había traído el pasaporte de otra persona y los oficiales les sospecharon de fraude. Ella no ha podido obtener otra visa desde entonces.

Como resultado, Acosta no ha podido asistir a ninguna de las transiciones o graduaciones escolares de su hija.

“Lo más difícil para mí es no estar con ella en esos momentos, ya que se ha graduado tres veces”, dijo Acosta. “Pero su futuro está allá, aquí no”.

Apoyo familiar

Al darse cuenta de que su hija tenía mejores oportunidades en Estados Unidos que en México, Acosta encontró el apoyo necesitado de familiares en Nogales, Ariz., quienes aceptaron tomar a Liera bajo su ala.

“Yo siempre le digo, ‘Yo te parí pero ellos te han criado’”, dijo Acosta sobre los abuelos de Liera. “Son muy buenas personas y así ha crecido mi hija, como ellos, muy noble”.

Liera dijo que se sentía “triste y frustrada porque no podía hacer nada” por estar separada de su madre. Pero también expresó su gratitud por todo el apoyo que ha recibido de su familia, amigos y ahora, incluso de extraños que vieron su foto en Facebook.

Espinoza, quien tomó la foto icónica, dijo que pensaba que era un momento importante que la comunidad necesitaba ver.

“Después de todas sus luchas y esfuerzos, se graduó. Quería compartir esta imagen para que la gente pueda ver de que el éxito y el amor no tienen fronteras”, dijo. “Los sueños y el trabajo duro no tienen fronteras”.

En cuanto a su futuro posterior a la graduación, dijo Liera, buscará oportunidades que le permitan estar cerca de su madre y su hermana pequeña, aunque todavía se encuentre en el lado estadounidense de la frontera.

“Mi plan era estudiar pero como no hay dinero, no se pudo”, ella dijo, agregando que estudiar en México tampoco le resultó buena opción. “Aquí me voy a quedar en Nogales, Arizona”.

(Traducción parcial por Celina Cienfuegos.)

0
0
0
0
0

Load comments