Jail (copy)

La cárcel del Condado Santa Cruz en Nogales.

Las personas que son condenadas por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas generalmente enfrentan una sentencia que consiste en multas, suspensión de la licencia, un dispositivo de bloqueo de encendido instalado en su automóvil y tiempo en la cárcel.

Pero dadas las circunstancias de salud actuales relacionadas con el brote de coronavirus, los infractores de conducción bajo la influencia de estupefacientes (DUI por sus siglas en inglés) en el Condado Santa Cruz ahora podrán cumplir parte de su sentencia de cárcel en sus propios hogares.

Los supervisores del condado votaron el 11 de agosto para establecer un programa de detención domiciliaria para infractores de DUI durante un estado de emergencia, como el que fue declarado debido al brote de coronavirus.

“Debido a la situación de COVID, como bien saben, la cárcel no está recibiendo acusados ​​en este momento para cumplir su sentencia en cualquier momento, especialmente en este tipo de casos”, dijo el Juez de Paz Emilio Velásquez durante la reunión telefónica.

“Entonces, lo que espero hacer es establecer este Programa de Detención Domiciliaria, donde podemos seguir adelante y hacer que estas personas sean detenidas en casa con un sistema de monitoreo electrónico y también poder hacerles pruebas con un alcoholímetro en sus hogares”.

El Sheriff Antonio Estrada le dijo a Nogales International que, en un esfuerzo por evitar un brote de COVID-19 en el centro de detención, su departamento está trabajando en estrecha colaboración con los tribunales para evitar poner nuevos presos en la cárcel si se pudieran imponer otras sentencias equivalentes.

Aun así, dijo, la cárcel está recibiendo acusados ​​por delitos más peligrosos, incluyendo los delitos violentos.

Cuando se le preguntó sobre el Programa de Detención Domiciliaria, George Silva, el fiscal del condado, quien ha expresado su opinión sobre tomar medidas enérgicas contra los delitos de DUI en la comunidad, dijo: “Es un poco preocupante para mí. Cuando lo sentencian a la cárcel, debe pasar su tiempo en la cárcel. Pero entiendo la flexibilidad que se necesita durante la pandemia y no tengo ningún problema con eso”.

Agregó que, según las leyes de Arizona, el acusado todavía debe cumplir al menos un día en la cárcel del condado por un delito de DUI, incluso bajo el programa de detención domiciliaria. Pero Silva explicó que el programa daría margen para que los jueces decidan cuándo se debe completar la sentencia de cárcel.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments