Murillo

David Ernesto Murillo, visto aquí en diciembre de 2018, se declaró culpable de 39 cargos incluyendo asesinato en primer grado por la muerte del Oficial Jesus Cordova.

David Ernesto Murillo evitó una posible sentencia de muerte al declararse culpable de más de 30 cargos de delito grave el 14 de agosto, incluyendo tres cargos de asesinato en primer grado por el asesinato del oficial de policía de Nogales, Jesús Córdova, en abril del 2018.

En febrero, la procuradora Liliana Ortega anunció la intención de la fiscalía del Condado de Santa Cruz de buscar la pena de muerte en el caso de Murillo, que inicialmente se juzgaría ante un jurado. Pero, como resultado del acuerdo de culpabilidad de Murillo con la fiscalía, el caso se dirigirá directamente a la sentencia el 11 de septiembre, descartando la pena de muerte.

“Murillo está preparado para presentar una súplica a cada cargo en la acusación con la estipulación de que se descarte la pena de muerte”, dijo la abogada defensora, Laura Udall, durante la audiencia del 14 de agosto.

Thomas Fink, juez de la Corte Superior, le dijo a Murillo que si aceptaba la declaración de culpabilidad sobre los tres cargos de asesinato en primer grado, sería sentenciado en cada cargo a “vida natural” en prisión.

“Eso significa que servirá el resto de su vida en prisión”, dijo Fink.

Luego, el juez leyó la lista de 39 cargos totales contra Murillo, explicando las posibilidades de sentencia para cada cargo.

Algunos de los otros cargos contra Murillo incluyen intento de asesinato en primer grado, secuestro y robo a mano armada. Todos provienen del 27 de abril del 2018, cuando Murillo entró en una ola de delitos que comenzó con el intento de robo de un taxista, seguido de al menos cinco robos o intentos de robo de automóviles. Más tarde abrió fuego con un arma AR-15, privando la vida de Cordova, de 44 años de edad, cuando el oficial intentó detenerlo cerca de la intersección de Grand Avenue y Mesa Verde Drive.

Los miembros de la audiencia, incluyendo el jefe de Nogales Police Department, Roy Bermúdez, escucharon en silencio mientras Murillo repetidamente decía: “Culpable, su señoría”, a cada uno de los cargos en la acusación.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments