Compras

“Black Friday,” el día después de Thanksgiving, es típicamente el día en el que las tiendas estadounidenses registran su mayor número de ventas. Pero había poco movimiento en Morley Avenue en la tarde del viernes, 27 de noviembre.

En Casa Sonia, una tienda de ropa femenina en Morley Avenue, Jangmi Connie Son abrió las puertas de la tienda de su familia la tarde del 20 de noviembre para limpiar y enderezar los mostradores. Pero no había ningún cliente a la vista.

Unas pocas tiendas más al norte, Sam Lee había abierto Sol, la tienda que maneja con su esposa, poco después de que un cliente se comunicara con ellos y le dijera que llegaría ahí. Pero Lee dijo que la tienda está cerrada en su mayoría estos días, ya que sus clientes habituales no pueden cruzar la frontera para comprar.

A la mañana siguiente, Isabel Navarro recibió a las hijas de un cliente en Divina, la tienda de ropa de Grand Avenue que maneja con su esposo. El cliente, que vive en México, no puede cruzar la frontera por el momento, pero había enviado a sus hijas para que hicieran una compra y la llevaran al otro lado de la frontera.

Navarro dijo que ha mantenido la tienda abierta, pero no porque haya mucho negocio.

“A veces vas hasta una, dos horas, y entra una sola persona”, dijo.

La temporada de compras navideñas suele ser la época más importante del año para minoristas de todo tipo, y las tiendas en el centro de Nogales cerca del la puerta de entrada DeConcini, que atiende principalmente a compradores minoristas y mayoristas de México, no son la excepción.

“En el transcurso del año se trabaja para facturas, renta, sobrevivir”, Navarro dijo. El final del año es el momento de finalmente obtener ganancias.

“Y la temporada para Navidad, lo hacemos para poder hacer un poquito de dinero”, ella dijo.

Pero con las restricciones de viaje relacionadas con el coronavirus entre la frontera de Estados Unidos y México que impiden que la mayoría de las personas que no son ciudadanos estadounidenses o titulares de tarjeta verde de entrar al país, las tiendas del centro han visto recortada a su principal clientela. Y con esas restricciones extendidas recientemente hasta al menos el 21 de diciembre, los propietarios de las tiendas ahora esperan el período de compras más grande del año por venir sin un aumento real de las ventas.

“No hay expectativas, porque mientras ellos no abran la frontera, nosotros no vamos a tener temporada”, dijo Navarro.

Ella le dijo al Nogales International que las ventas de Divina son alrededor del 15 por ciento de su nivel normal de venta. Lee, el dueño de la tienda Sol, calculó el número en menos del 10 por ciento.

Y eso es en las tiendas que están abiertas. Varias tiendas de Morley Avenue han mantenido sus puertas cerradas desde el cierre de la frontera y no parece que estén preparándose para abrir de nuevo pronto.

Empleados y rentas

Las bajas expectativas significan que los preparativos normales para la temporada navideña también se han cancelado.

En el caso de Navarro, no ha realizado contrataciones temporales ni ha colocado las exhibiciones navideñas en la acera fuera de la tienda. Normalmente, ella mantenía las puertas abiertas hasta las 8 p.m. durante las épocas navideñas, pero estos días está cerrando a las 5 p.m.

“No tiene caso que estemos abiertos para dos o tres personas”, ella dijo.

En Casa Sonia, Son dijo que normalmente contrataría a varios empleados para la temporada de invierno. Pero este año depende de sí misma y otro miembro del personal.

Además de no contratar trabajadores adicionales, varios propietarios dijeron que están pagando muy por debajo del alquiler normal en sus propiedades, y dijeron que otros no pagan alquiler en absoluto.principios de noviembre.

En contraste con el aspecto solitario de las calles del centro, los estacionamientos en Walmart y Mariposa Mall han experimentado un movimiento significativo en las últimas semanas, una señal de que esas tiendas son más populares entre los residentes de Nogales, Arizona.

Sofia Moreno, gerente de Forever 21 en Mariposa Mall, dijo que la próxima temporada es importante para la tienda; que casi la mitad de sus ventas anuales vengan durante el período de las compras navideñas.

“Ahí es donde cerramos nuestras metas anuales”, dijo.

Pero Moreno agregó que no cuenta con los compradores mexicanos para llevar las ventas navideñas, por lo que no cree que las restricciones fronterizas tengan un impacto dramático en las ventas de este año.

Para los minoristas del centro, la única esperanza real de alivio radica en una reapertura total de la frontera, o al menos una excepción que permitiría a los compradores cruzar el país para realizar sus compras.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments