Unos meses después de que su último intento de anexar tierras más allá de los límites de la ciudad fracasara sin resultado alguno, el Ayuntamiento de Nogales parece listo para aumentar la propuesta.

Los documentos muestran que el alcalde y el concejo están contemplando un plan de anexión que podría casi triplicar el área territorial de la ciudad.

Hacia el norte, incluiría varios almacenes a lo largo del corredor de la Interestatal 19, así como algunas colonias residenciales como Chula Vista, Pete Kitchen, Peña Blanca Highlands y Firestone Gardens. El área de anexión llega hasta la salida 12, pero no incorpora la parada de camiones Pilot, justo al norte de la intersección de Ruby Road y I-19.

Hacia el este/noreste, el plan también conectaría con el campo de golf de Kino Springs, la colonia de Kino Springs Village y el Aeropuerto Internacional de Nogales a los límites de la ciudad.

En una reunión del Consejo de Nogales el 12 de mayo, los funcionarios electos aprobaron un contrato con la agencia consultora, The Planning Center, con sede en Tucson, para analizar algunos números relacionados con la propuesta. Un acuerdo de servicios, obtenido por NI a través de una solicitud de registros públicos, muestra el alcance de la anexión propuesta.

La superficie terrestre actual de la ciudad es de aproximadamente 20 millas cuadradas; la propuesta de anexión aumentaría eso a 60 millas cuadradas aproximadamente.

El contrato podría pagar a los consultores hasta $35,000 por servicios tales como pronosticar poblaciones, estimar ingresos potenciales y recopilar datos sobre parcelas de tierra en el área de anexión propuesta, así como también exponer el impacto fiscal de la anexión.

“La única manera que podemos saber todo es haciendo ese estudio”, dijo el alcalde Arturo Garino en la reunión.

María Masque, de The Planning Center, dijo que el trabajo de la compañía “informaría al consejo si esa es una anexión viable, cuál sería el proceso y cuál sería la mejor área para ello”.

Los miembros del consejo no discutieron el área específica a ser anexada, dejando abierta la posibilidad de que el mapa de anexión cambie antes de que finalmente se presente una petición de anexión.

El consejo aprobó dos peticiones de anexión anteriores a cargo de Garino (una en 2014 durante su primer mandato de alcalde), pero en ambas ocasiones la ciudad se quedó corta en la siguiente fase: la recolección de firmas de los propietarios en el área de anexión.

En una reunión del consejo en febrero, Garino culpó del fracaso más reciente a la pandemia, pero ni él ni otros funcionarios de la ciudad respondieron a las preguntas sobre qué tema específico relacionado con la pandemia se había interpuesto.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments