NPD Dispatchers (spanish)

Gerardo Rosas, un oficial de comunicaciones en el Departamento de Policía de Nogales, visto aquí en julio del 2016.

El 28 de enero, una operadora de policía en Coolidge, Ariz., se comunicó con el Departamento de Policía de Nogales (NPD por sus siglas en ingles), conectando a un oficial de comunicaciones de NPD en una llamada de tres vías con un hombre de habla hispana que había llamado al 911 en busca de ayuda en el área al sur de Phoenix.

“Están los dos hombres de la prisión aquí”, dijo el llamado angustiado en español unos cuatro segundos dentro de la grabación, antes de que la operadora de Coolidge pudiera decir algo.

Poco después, la operadora pidió ayuda al oficial de NPD con las traducciones del español al inglés. El receptor de la llamada NPD trató rápidamente de llamar la atención del hombre, preguntando su dirección y cómo lo podía ayudar.

“¿Señor, me escucha?” preguntó el oficial de NPD en español después de no recibir respuesta.

“Sí, te digo que están aquí los hombres en la casa, de la prisión”, dijo el hombre en español, respirando fuerte desde su extremo de la línea.

“Ya llegaron los policías. OK, thank you”, dijo antes de desconectar abruptamente la llamada.

Un par de horas después, los titulares de las noticias de última hora informaron al público que dos presos violentos que habían escapado de una prisión estatal en Florence el 23 de enero, que habían sido arrestados en la vecina ciudad de Coolidge.

La llamada frenética del hombre, cuya fue enviada a 130 millas al sur de Nogales, había ayudado a llevar a las fuerzas del orden a los fugitivos.

La labor de NPD en el incidente fue parte de un servicio que su división de comunicaciones brinda a otras agencias policiales en Arizona.

“Recibimos este tipo de llamadas de vez en cuando. Es solo una cortesía lo que hacemos para que el trabajo se haga porque, sin importar dónde se encuentre y desde dónde llame, eso es lo que estamos tratando de hacer”, dijo el supervisor de comunicaciones, Steve Sneed.

La mayoría de las agencias de policía dijo, utilizan servicios de traducción de terceros para conectarse con personas que llaman y que hablan idiomas distintos al inglés, similares a los servicios que se utilizan en el campo médico. Sin embargo, en situaciones urgentes, es más rápido para ellos optar por hacer una llamada a los operadores de Nogales, en lugar de esperar a que los conecten con un traductor.

Aunque las habilidades de hablar español no son parte de los requisitos laborales en NPD, Sneed dijo que los 10 operadores del departamento son bilingües. Eso hace que sea una elección fácil cuando sus colegas en otras ciudades de Arizona necesitan asistencia urgente con traducciones del español al inglés.

“Afortunadamente, saben que si llaman a Nogales, alguien les traducirá”, dijo Sneed.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments