Photo of camera

Lowell Robinson muestra una imagen de la cámara que encontró en su rancho.

Lowell Robinson pensó que solo estaba enviando a sus empleados a recoger basura.

El pasado 5 de noviembre, les pidió a los trabajadores en el Rancho Tres Bellotas en el oeste del Condado de Santa Cruz que limpiaran un terreno cerca de su casa para evitar que se le pinchara una llanta mientras conducía por el área.

Pero cuando los empleados arrastraron una herramienta de labranza industrial por el suelo y recogieron restos de metal, se encontraron con algo que no esperaban: una cúpula de unicel, pintada de gris como una roca, con una antena apuntando hacia afuera.

Le llamaron a Robinson y le mostraron el dispositivo, escondido debajo de un arbusto cerca de otras dos rocas. Era una cámara hábilmente disfrazada, que Robinson asumió que había sido colocada ahí, en su propiedad privada, por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

Y, había algo en su orientación que lo hizo detenerse: la cámara apuntaba hacia el norte, hacia la casa de Robinson, en lugar de hacia el sur, hacia México.

“¿Por qué no apunta hacia la frontera?”, preguntó.

Frustrado, levantó la cámara y la llevó a unos cientos de pies de distancia a su casa.

Camera (copy)

Lowell Robinson dice que encontró esta cámara de la Patrulla Fronteriza montada en su propiedad y apuntando al norte hacia su casa, entonces la confiscó.

Resultó que la cámara si pertenecía a la Patrulla Fronteriza y Robinson se aferró a ella durante casi dos semanas. La devolvió el 18 de noviembre, después de que un abogado le dijo que guardarla podría provocarle problemas.

Pero eso no significa que esté dejando atrás el incidente. Ahora, dijo Robinson, quiere que la Patrulla Fronteriza le diga exactamente cómo y por qué la cámara terminó en su propiedad.

“Lo único que quiero es una explicación lógica”, dijo.

Aumenta la frustración

Viviendo a menos de un cuarto de milla de la frontera entre Estados Unidos y México con los vecinos más cercanos a millas de distancia a través de un terreno escabroso, Robinson dijo que su objetivo es mantenerse “neutral”, tanto con respecto a las personas que cruzan hacia Estados Unidos a través del rancho, como a los agentes de la Patrulla Fronteriza que intentan detenerlos.

Pero también se ha frustrado: con los migrantes, los contrabandistas y la Patrulla Fronteriza.

El descubrimiento de la cámara a principios de este mes se produjo después de varios meses de aumento del tráfico de personas que cruzan la frontera en el área.

Robinson estimó que, desde septiembre, alrededor de 500 inmigrantes solicitantes de asilo, la mayoría de países de América Central, algunos en grupos de hasta 70, se han acercado a su casa y le han pedido que llame a la Patrulla Fronteriza.

En una declaración enviada por correo electrónico, la Patrulla Fronteriza reconoció haber colocado la cámara cerca de la casa de Robinson y dijo que fue en respuesta al reciente aumento en la actividad de cruce. Pero no abordó específicamente si se había instalado en propiedad privada.

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos colocaron una cámara cerca del rancho de los Robinson específicamente para monitorear los cruces de unidades familiares que han estado ocurriendo en el área durante los últimos meses”, se mencionó en el comunicado.

Pero Robinson razonó que si la cámara pretendía atrapar a los que cruzan la frontera, no habría sido apuntada en dirección a su casa.

La Patrulla Fronteriza no respondió a una pregunta sobre la orientación de la cámara.

Para Robinson, quien dice que denunció a un agente de la Patrulla Fronteriza por irregularidades en enero, encontrar la cámara lo ha dejado pensando que enfrenta represalias.

Unos meses después del informe, dijo Robinson, descubrió que los agentes de la Patrulla Fronteriza habían entrado en su casa, dejando las puertas abiertas, algo que la Patrulla Fronteriza negó. Y en septiembre, un mensaje publicado en una cuenta de Facebook que Robinson dijo que pertenece al cónyuge del agente a quien reportó, sugirió que Robinson estaba “mezclado con el cartel”.

Luego, el 5 de noviembre, encontró y tomó la cámara.

Informó el incidente de la cámara a Santa Cruz Sheriff’s Office, que dijo que todavía está investigando el caso como una posible violación, y Robinson dijo que no ha descartado tomar medidas legales.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments