Bike line 2

Se forman el linea los viajeros de dos ruedas para cruzar la frontera por la puerta de entrada DeConcini el viernes, 29 de mayo.

Entre el trabajo en Nogales, Arizona y la familia en Nogales, Sonora, Diego Baldenegro cruza la frontera local cada tres o cuatro días.

Hasta hace aproximadamente un mes, eso significaba subirse a su automóvil y cruzar los carriles de vehículos en los puertos de entrada locales.

“Hasta entonces, cruzar en el auto no estaba tan mal”, dijo. “La línea de espera en el carril de vehículos era como de una hora, una hora y media. Ahora son de tres o cuatro horas, cinco, por lo que el automóvil se sobrecalienta”.

El lunes por la mañana, Baldenegro salió del puerto de entrada DeConcini con otro tipo de ruedas: una bicicleta de montaña Mongoose.

“En la bicicleta, cruzar es un poco más fácil”, dijo.

Baldenegro es uno de un número creciente de residentes locales que recurren a transitar en dos ruedas, ya que las líneas para cruzar la frontera a pie o en vehículos personales se extienden durante horas.

Los pasajeros que hablaron con el Nogales International dijeron que, en los últimos días, se estaba formando una línea de bicicleta separada para pasar por el puerto de entrada del centro Dennis DeConcini, con los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) revisando de dos a diez autos entre cada bicicleta.

Eso es un cambio de rutina; antes, los ciclistas generalmente podían ir al frente de la línea y pedirle al conductor de un automóvil que los dejara entrar.

En un correo electrónico, el oficial de CBP Hugo Núñez, un portavoz de la agencia en Nogales, no dio detalles sobre los cambios operativos en la forma en que los oficiales portuarios manejan las bicicletas. Pero sí dijo: “El Puerto de Nogales ha notado el reciente aumento de ciclistas que cruzan la frontera”.

Las largas filas en la frontera son una queja frecuente entre los residentes locales, pero la reciente desaceleración se debe en parte a la pandemia de COVID-19. Después de que las restricciones de viaje se implementaron a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en marzo, CBP redujo las horas y cerró carriles en los puertos de Nogales.

Aquellos que frecuentan el cruce en bicicleta también dicen que han notado el creciente interés en cruzar la frontera en dos ruedas.

Jorge Velásquez dijo que siempre ha utilizado su bicicleta para cruzar, ya sea para quedarse con su familia o para trabajar en el taller de reparación de camiones Quick Fix. El 29 de mayo por la mañana, dijo que había hasta 40 bicicletas esperando en la fila de DeConcini.

Eso significa que una bicicleta no es necesariamente un boleto al frente de la línea. Eric Robles, de 26 años, dijo que esperó aproximadamente una hora para cruzar en su bicicleta el pasado viernes, antes de ir a trabajar a Church’s Chicken.

Baldenegro dijo que esperaba que, con el aumento de los cruces de bicicletas, la agencia podría agregar un carril especialmente para bicicletas en un puerto local. “Espero que eso ayude”, dijo.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments