Walmart Money Center

Juan Avelar espera hacer una transferencia de dinero a la cuenta bancaria mexicana de su esposa.

La fila frente al Walmart Money Center en Nogales se curvó a la vuelta de la esquina el pasado 6 de mayo mientras las personas esperaban para pagar sus cuentas o transferir dinero a las cuentas bancarias de sus seres queridos.

Para Juan Avelar, de 26 años, la visita consistió en sacar provecho del tipo de cambio favorable de dólar a peso ofrecido en empresas de transferencia de dinero de Estados Unidos.

“Con respecto al dinero de la renta y las facturas de servicios públicos, envío el dinero desde aquí a México porque es mucho más barato y conveniente. Es mucho mejor de lo que obtienes allá (en México)”, dijo Avelar unos minutos después de hacer una transferencia de dinero a la cuenta bancaria mexicana de su esposa.

Hace unas semanas, dijo, su esposa recibiría entre $1,700 y $1,800 pesos por cada $100 dólares que transfirió a su cuenta bancaria. El pasado 6 de mayo, su transferencia de dinero de $200 dólares se tradujo en aproximadamente $4,700 pesos en la cuenta de su esposa, dijo.

A partir del jueves por la mañana, el Banco de México informaba una tasa de cambio interbancaria de alrededor de $24 pesos por dólar, muy lejos de la tasa de 18.57 vista recientemente el 17 de febrero. Desde entonces, la caída de los precios del petróleo y el impacto del coronavirus en los mercados mundiales han dañado el valor del peso.

Al mismo tiempo, el valor de las remesas enviadas a México desde el extranjero se disparó, desafiando las predicciones de que la desaceleración en la economía de Estados Unidos resultaría en una disminución en la cantidad de dinero que las personas aquí envían a sus seres queridos al sur de la frontera.

El 4 de mayo, el Banco de México informó que el país había recibido $4.02 mil millones de dólares en remesas en marzo, un aumento del 36 por ciento con respecto a los $2.96 mil millones registrados en marzo del 2019 y significativamente más que los $2.69 millones en febrero.

La agencia de noticias Reuters citó al economista, Alberto Ramos, especulando que las personas en Estados Unidos con vínculos con México, por temor a que las cosas empeoren en el futuro, han estado aprovechando el tipo de cambio favorable para enviar los ahorros acumulados a México.

Eugenia Verdugo, una residente de Nogales de 42 años, había transferido $50 dólares a las cuentas de su madre y su esposo en México. “Hasta los benefició porque el dólar estaba mejor pagado así”, dijo Verdugo.

Aun así, le preocupaba que su trabajo en un almacén de productos locales pudiera estar en peligro y no podrá continuar haciendo las transferencias transfronterizas.

“La cosa es que ahorita está un poco complicado”, dijo.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments