Arizona@Work

Información fijada en las oficinas de Arizona@Work en Nogales anuncian, en inglés y español, la nueva ley de salario mínimo en el estado.

El salario mínimo en todo el estado de Arizona aumentó un dólar, a $12 por hora, a principios de este año y eso es algo bueno, dicen los trabajadores del área de Nogales.

Sin embargo, los aumentos en el costo de vida significan que las personas que trabajan no necesariamente se sienten mejor con el cambio. Y, los dueños de negocios dicen que es otro desafío para las compañías que luchan por mantener sus puertas abiertas.

Guadalupe Ibáñez, una empleada de 17 años de la tienda de ropa Kory’s en el centro de Nogales, dijo que estaba contenta de ver un poco de dinero extra en su primer cheque de pago de este año. Ibáñez, quien trabaja 40 horas por semana en el piso y en la caja registradora, dijo que vio alrededor de $30 más en su cheque más reciente, que planeaba destinar a sus ahorros.

Margarita Delgado, quien trabaja en la sección de comestibles de Wal-Mart, dijo que su aumento salarial se vio afectado por los impuestos y otros aumentos de costos, por lo que no sintió que tuviera más dinero al final de cuentas.

El aumento del 2020 es el último aumento exigido por la Proposición 206, una medida de votación que los votantes de Arizona aprobaron en el 2016. Aumentó el salario mínimo por hora del estado de $8.05 en el 2016 a $10 en el 2017, $10.50 en el 2018, $11 en el 2019 y ahora a $12. También requiere que los empleadores proporcionen licencia por enfermedad pagada.

Para los empleados que reciben propinas, el mínimo estatal aumentó de $8 a $9 por hora el primero de enero.

Jaime López, de 19 años de edad, trabaja en Denny’s y dijo que “se sintió bastante bien” ver un poco más en su cheque de pago, y agregó que los dólares rendirán más cuando los cambie a pesos en Nogales, Sonora, donde vive.

Pero, López no vio el aumento haciendo un gran cambio en su vida. Dijo que espera gastarlo en gasolina y alimentos para su familia.

En las tiendas minoristas del centro, que han luchado durante mucho tiempo con la disminución de las ventas, el aumento salarial coincidió con el final de la temporada de compras navideñas, cuando los empleados a menudo ven sus horas recortadas.

“En enero, siempre bajan las horas del trabajo”, dijo Hortencia Zúñiga, quien ha trabajado en Melrose Family Fashions durante 15 años. Ella piensa que el aumento del salario mínimo fue bueno, dijo, pero todavía no está ganando más que el mes anterior, ya que está trabajando menos.

“Sube el sueldo y sube la economía en todos sus aspectos”, señaló la colega de Zúñiga, María Miranda. Ella dijo que el costo de vida era consumir cualquier dinero extra que ganara.

Cada vez más difícil

Greg Kory, cuya familia es propietaria de las tiendas del centro de Nogales, Kory’s y La Cinderella, dijo que la empresa había aumentado los salarios de 32 empleados este año, incluidos aquellos cuyos salarios estaban en el salario mínimo o ligeramente por encima del mismo.

Kory dijo que el aumento del salario mínimo se produce cuando los minoristas, especialmente aquellos cerca de la frontera, continúan luchando con el tráfico lento y la disminución de la cantidad de clientes.

“El empleado no va a estar mejor si nuestro negocio cierra”, agregó. “Queremos seguir abiertos, pero se está volviendo bastante difícil”.

Mientras que la ley estatal ha cambiado, no necesariamente ha marcado la diferencia para los muchos empleados locales que trabajan fuera de nómina.

Una empleada de un minorista de Morley Avenue dijo que no había escuchado sobre el aumento del salario mínimo y agregó que todavía estaba ganando $10 por hora, pagados en efectivo.

Cuando el Condado de Santa Cruz aprobó su presupuesto para el 2019-20 en agosto pasado, el Director de Finanzas del Condado, Mauricio Chávez, dijo que el aumento pendiente del salario mínimo había dificultado el equilibrio del presupuesto.

“Creo que si podemos tener un buen salario para nuestros empleados, es algo bueno”, dijo el supervisor del condado Manny Ruiz.

Pero, agregó: “Creo que es una bendición, y puede ser una maldición al mismo tiempo”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments