Judie Gerardo

Judie Gerardo reparte tarjetas de información sobre el censo a los compradores de Walmart.

Voluntarios, empleados de la Ciudad de Nogales y un trabajador de la Oficina del Censo de Estados Unidos estaban completando las respuestas del Censo 2020 y saludando a los clientes fuera de Walmart el miércoles pasado por la mañana, como parte de un esfuerzo coordinado para fomentar la participación en el conteo de la población nacional que podría terminar el 30 de septiembre.

Mina Zamarrón ayudó a un empleado de Walmart a responder al censo de inmediato, mientras que los empleados de la ciudad, Judie Gerardo y Michelle Zúñiga, repartieron tarjetas de información a los compradores que iban y venían de la tienda. Al mismo tiempo, Mary Dahl, presidenta del comité de censo del condado, estaba lista para ayudar en una mesa provista de información del censo y productos publicitarios, desde calcomanías hasta bolsos con cordón.

El resultado del miércoles fue parte de una serie de eventos para llamar la atención sobre el censo en la comunidad local. En un evento reciente en Food City, Gerardo estimó que hablaron con entre 400 y 600 residentes durante dos días.

Los esfuerzos de divulgación se producen cuando el censo llega a su fin en un año en el que el conteo decenal se vio dramáticamente interrumpido por la pandemia de COVID-19.

“Esto es completamente diferente para todos”, dijo Dahl, quien participó como voluntaria en dos censos anteriores. Este año, su comité ha limitado en gran medida sus esfuerzos a las redes sociales.

Gerardo dijo que algunos de los planes de la ciudad, como proporcionar acceso a computadoras para permitir que las personas completen el censo en línea y organizar eventos en la biblioteca, fueron aplastados por las restricciones relacionadas con el coronavirus.

Y la Oficina del Censo de Estados Unidos, la agencia federal que está a cargo de administrar el conteo, tuvo que suspender sus propias operaciones de campo durante meses.

Visitas a casa

Las estimaciones de población del censo pueden afectar la financiación de subvenciones federales y de los programas, desde la construcción de carreteras hasta los almuerzos escolares. Eso significa que el recuento de este año podría afectar el dinero que fluye a las instituciones locales durante una década.

Por ahora, las tasas de respuesta personal están bajas en el área local.

Alrededor del Condado Santa Cruz, el 57.1 por ciento de los hogares habían respondido al censo en línea, por correo o por teléfono hasta el 15 de septiembre. Eso está por debajo de la tasa de auto respuesta en todo el estado del 62.8 por ciento y la tasa nacional de auto respuesta del 65.9 por ciento.

La auto respuesta no es la única forma de ser contado en el censo. La oficina también envía trabajadores a realizar un “seguimiento de la falta de respuesta” en los hogares que no han respondido por su cuenta.

Y aunque el recuento completo ya debió haber concluido, ya que el horario original de la oficina pedía que las operaciones finalizaran el 31 de julio, todavía no está claro cuándo finalizará oficialmente el Censo del 2020. En última instancia, podría ser decidido por un juez de California que pronunciará una demanda sobre el cambio de la fecha de finalización.

Para obtener más información sobre el censo en español o para responder personalmente, visite 2020census.gov/es.html.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments