Phone 1

John Wemlinger dice que frequentemente no tiene señal de Verizon en su casa en Kino Springs.

Las quejas sobre el servicio de telefonía celular no son únicas. Pero cuando Carolyn Wemlinger, residente de Kino Springs, llamó a su operador, Verizon, para preguntarle sobre los problemas que había comenzado a tener en agosto, recibió una respuesta inusual.

La compañía le dijo que el problema se debía a las torres de teléfonos celulares en México que emiten en la misma frecuencia de señal.

“Es como si de repente estuviéramos bloqueados”, dijo Wemlinger.

La portavoz de Verizon, Jeannine Brew Braggs, dijo que la compañía está “consciente del problema” y que “la interferencia está siendo causada por un operador fuera de Estados Unidos”.

Un informe de 10 News de San Diego identificó a los clientes de Verizon cuyo servicio se vio afectado cuando el operador inalámbrico mexicano, Altán Redes, lanzó su servicio celular en esa área en agosto. Y, El Paso Times informó que los clientes de teléfonos celulares que usaban Verizon y AT&T, así como algunos servicios de emergencia locales, se vieron afectados cuando Altán Redes ensayó su red en Ciudad Juárez el pasado 5 de agosto.

En una carta del 18 de agosto a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés), el Senador Ted Cruz, republicano de Texas, alegó que la compañía mexicana está interfiriendo con señales en una banda de 700 MHz, la frecuencia que usan ambas Altán Redes y Verizon.

Sin embargo, Altán Redes le dijo al NI que “no está sirviendo comercialmente” en el área de Nogales y dijo que la interferencia en otras ciudades se debió a señales de compañías estadounidenses que se transmitieron a través de la frontera.

“Altán no está transmitiendo su señal de servicio al territorio estadounidense”, escribió un portavoz en un correo electrónico.

No estaba claro si alguna otra compañía había establecido una red de teléfonos celulares en el área de Nogales, Sonora, en los últimos meses.

Jeff Reed, experto en comunicaciones inalámbricas y profesor de Virginia Polytechnic Institute, dijo que las señales de teléfonos celulares de un país podrían causar problemas de recepción en otro, pero dijo que se necesitarían pruebas para demostrar la existencia de señales interferentes.

Dentro de Estados Unidos, dijo Reed, a los diferentes operadores inalámbricos a veces se les asigna la misma frecuencia en estados adyacentes, creando la posibilidad de interferencia. En esos casos, los transportistas cooperan para solucionar el conflicto entre sus señales.

Otros residentes de Kino Springs, una pequeña comunidad aproximadamente a ocho millas al este de Nogales y dos millas al norte de la frontera entre México y Estados Unidos, dijeron que habían tenido problemas continuos con Verizon y otros operadores inalámbricos, pero no describieron un cambio importante en la calidad del servicio en los meses recientes.

Ramón Acosta, quien vive al lado de los Wemlinger en Kino Springs pero trabaja en México, ha tenido mejor suerte al usar un servicio basado en México. Dijo que su conexión de AT&T México cambia a roaming cuando está en Estados Unidos, pero termina recibiendo una recepción constante.

“Honestamente, incluso en mi casa tengo buena recepción. Y mi casa está al lado de la de John (Wemlinger)”, dijo Acosta.

Carolyn Wemlinger dijo que se ha puesto en contacto con funcionarios locales y federales, pidiéndoles que analicen el problema.

Ella dijo que no ha recibido ninguna respuesta aparte de un reconocimiento de su mensaje.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments