Rompiendo Fronteras

Priscilla Nefftys rapea mientras pasa frente a las tiendas cerradas en Morley Avenue en una toma de su video “Rompiendo Fronteras”.

Priscilla Nefftys instala su micrófono en un soporte frente a la cerca fronteriza en West International Street, conectándola a un cable que se extiende a través de los huecos en la barrera del bolardo hasta una plataforma de mezcla y una computadora portátil a solo unos pies de distancia en Nogales, Sonora.

A medida que pasa un vehículo de la Patrulla Fronteriza, Nefftys comienza a rapear en español mientras que un joven conocido como Cisco Beatz la acompaña con música programada en su computadora portátil desde el lado mexicano de la frontera.

“Descendientes del desierto de Nogales, hijos del sol y los nopales, por nada en el mundo van a pararse, que el sol los queme y a nosotros nos abrace”, ella rapea.

Así comienza el nuevo video musical de Nefftys y Cisco Beatz, “Rompiendo Fronteras”, que se enfoca en la identidad y los eventos actuales de Ambos Nogales.

Video

Cisco Beatz mezcla el rap de Nefftys con su música desde el lado mexicano de la frontera.

Las tomas subsiguientes muestran a Nefftys continuando el rap desde el santuario al otro lado de la cerca donde un agente de la Patrulla Fronteriza mató a balazos a José Antonio Elena Rodríguez, de 16 años, en el 2012; mientras pasa frente a las tiendas cerradas en Morley Avenue; y mientras contempla las expresiones artísticas y las consignas de protesta en el lado sur de la cerca fronteriza.

“La música tiene dos enfoques, yo creo”, dijo Nefftys, una muralista y escritora de canciones de 28 años de Ambos Nogales. “En cuestión de la música, es el romper fronteras, que no te pare nada y te dediques con pasión en lo que haces”.

El segundo aspecto crucial de la canción es el mensaje de la letra, cuyo objetivo es poner en contexto los grandes temas de la economía de la frontera y la inmigración, al tiempo que le da a los residentes de Ambos Nogales un sentido del deber de preservar la identidad de la comunidad.

“También creo que eso, en las personas que han visto el video, sensibiliza un poco el pensar de los inmigrantes. Es muy complejo todo eso porque no se puede decir que está bien o mal. Simplemente es algo que pasa en la realidad”, dijo Nefftys.

Música honesta

Agregó que la colaboración en sí implicaba romper fronteras porque, después de ser deportado de Phoenix, Cisco Beatz no tenía la documentación adecuada para ingresar a Estados Unidos. Los dos lograron completar el proyecto a pesar de las barreras que los separaban, dijo.

Esa separación causó varios inconvenientes, ya que Nefftys tuvo que planear largas esperas en la fila en los puertos de entrada mientras viajaba de un lado a otro. Al final, sin embargo, todo sirvió de inspiración para su proyecto.

“Fue justo cuando pusieron el alambre, que se empezaron a hacer las filas mucho más largas y lentas, estaban los del Army aquí, estaba el paro del gobierno, no había suficientes oficiales”, recordó Nefftys, agregando: “Entonces me inspiré”.

Esos momentos de tensión también terminaron en el lado visual del proyecto, ya que el productor, Angel Valenzuela, empalmó los clips del video que filmó de los soldados que formaban un cable de concertina en la barrera de bolardos y la policía federal antidisturbios realizaba simulacros en el puerto de entrada Dennis DeConcini.

“Es música muy honesta, no es para pegar ni para bailar. Es música, más bien, para reflexionar”, dijo Nefftys, describiendo la canción y un álbum que estrenará próximamente, hecho con música de Cisco Beatz.

(Traducción parcial por Celina Cienfuegos.)

1
0
0
0
0

Load comments