Eddie Jeong

Eddie Jeong regala bolsas de azúcar al Convento de St. Joseph.

En una mañana reciente, los automóviles circulaban por un carril improvisado en el estacionamiento de Duval Center en Nogales, con la intención de que las personas pasaran a recoger cajas de cartón llenas de manzanas, huevos e incluso un galón de leche que los voluntarios cargaban hacia las cajuelas y asientos traseros de los carros. 

Se sentía un frío otoñal en el aire mientras más de una docena de voluntarios dirigían el tráfico, descargaban tarimas del tráiler refrigerado que se encontraba estacionado y finalmente repartían la comida a los vehículos que pasaban.

El evento del pasado 19 de octubre fue obra de un grupo llamado Brothers and Sisters of Charity, cual se formó a principios de este año en respuesta a la crisis del COVID-19. Eddie Jeong, fundador del grupo, dijo que ahora hay unas 25 personas involucradas.

“Estoy orgulloso de esta gente”, dijo Jeong sobre su equipo de voluntarios. “Dios nos puso a todos juntos y nos necesitaba para ayudar a hacer una obra”.

Alrededor de las 7:30 a.m., mientras los autos esperaban parados en una fila en Western Avenue, Jeong cargó su Chevy Silverado para hacer entregas, trayendo consigo a viejos amigos como David Valenzuela y Gilberto Escareños.

Se detuvieron en las Casitas de Santa Cruz, un complejo de apartamentos para personas mayores, el Convento de San José, y Bowman Senior Residences. Jeong dijo que también hizo entregas a las Casas de Anza, los complejos de viviendas públicas de la ciudad.

Jeong calculó que el grupo tenía alrededor de 500 cajas para repartir ese día, junto con más de 2,000 libras de azúcar y algunas cientas libras de sal. No hay restricciones sobre quién puede recibir la comida.

Jeong dijo que los esfuerzos de su grupo son únicos debido a su ubicación y las entregas que realiza. “Es la parte más vulnerable y necesitada de nuestra comunidad”, dijo.

Luisa Massee, gerente de las Casitas de Santa Cruz, dijo que las entregas son de gran ayuda para los residentes. Muchos de ellos dependían de Nogales Rides para ir a la tienda, pero el servicio de transporte dejó de operar a principios de este año debido a la pandemia.

Brothers and Sisters of Charity surgió de una reunión con compañeros de preparatoria en el restaurante Tacos y Tarros antes de que comenzara la pandemia, dijo Jeong. Él y sus amigos se graduaron de Nogales High School en 1973, por lo que la mayoría cumplió 65 años este año. Mientras consumían tacos y cervezas, el grupo prometió pasar más tiempo juntos, como lo hacían en sus días escolares.

“Todos sabíamos que teníamos que hacer algo, pero no sabíamos qué”, dijo. “Y luego la pandemia comenzó”.

Jeong se puso al teléfono, hizo una lista de voluntarios y alineó productos donados a través de Borderlands Produce Rescue. Pronto, el grupo estaba regalando comida con regularidad en Duval Center ubicado en Western Avenue.

Jeong dijo que su motivación es ver las sonrisas en los rostros de las personas cuando recogen la comida, y también ha disfrutado el tiempo que pasa con sus viejos amigos.

“Nunca habíamos estado así de juntos en 47 años”, dijo. “Y míranos, estamos muy felices de hacerlo”.

(Traducción por Celina Cienfuegos.)

Load comments