Election (spanish)

Marsha Vose de Tubac hace campaña para Biden y Harris el día de elecciones.

Los simpatizantes del Presidente Trump elevaron su perfil significativamente en el Condado Santa Cruz en el 2020, liderando caravanas de vehículos por la comunidad y emprendiendo una campaña de carteles más activa en el período previo a las elecciones.

Y aunque los resultados no oficiales sugieren que el esfuerzo pudo haber reflejado, o incluso inspirado, una base creciente en el Condado Santa Cruz, de mayoría latina y demócrata, el presidente todavía estaba muy por debajo de la totalidad de votos locales del candidato demócrata Joe Biden.

“Yo voté por Biden y Harris”, dijo Miguel Ángel Rangel, de 48 años, quien votó junto con su hijo en Challenger Elementary School en Nogales. “Yo siento que necesitamos más unidad ahorita. Se me hace que estamos demasiado divididos y se me hace que el presidente Trump no hizo buen trabajo con el coronavirus”.

Los resultados no oficiales mostraron que Biden recibió aproximadamente el 67 por ciento de los votos de las elecciones presidenciales en el Condado Santa Cruz. Trump tenía menos de la mitad de esa cantidad, aunque su participación del 31.6 por ciento fue superior al menos del 24 por ciento que recibió aquí en el 2016.

Thomas G. Bell de Tubac, quien votó en su centro comunitario local el pasado martes, dijo que es un republicano de toda la vida y se sentía “en conflicto” por las elecciones presidenciales.

“Pero me quedé con Trump. Básicamente, no quieres cambiar el capitán cuando estás en medio de una tormenta”, dijo, y agregó: “Estaba casi listo para cambiar y dije: ‘¿Sabes qué? Deja que Trump se salga solo del lío en el que estamos’”.

Trump inició su campaña del 2016 con un desecho ahora infame de inmigrantes mexicanos.

Para Angie Solares, una jubilada que vive en Tubac no mejoró mucho después de eso.

“Desde que está este presidente, puro racismo. Antes, no se miraba esto”, dijo, después de emitir su voto el martes.

Emmanuel Rodríguez, un residente de Rio Rico de 18 años, quien votó en su primera elección el martes, dijo que se sintió desanimado por la campaña negativa de ambas partes durante la carrera presidencial.

Aun así, dijo deTrump: “Parece que la única buena opción es mantenerlo fuera de la oficina”.

“Siendo una ciudad fronteriza y viendo los problemas de inmigración que han surgido, especialmente con los niños en las jaulas y la separación de familias, parece que la única buena opción es votar azul arriba y debajo de la boleta”, dijo Rodríguez.

Pero, aunque las políticas de inmigración de Trump le consiguieron el desprecio de algunos residentes del área, él y otros republicanos se beneficiaron del historial de uno de sus predecesores de partido cuando se trataba de Salvador Carrillo Duarte, un jubilado de Río Rico.

“He apoyado a los republicanos desde Ronald Reagan, en primer lugar, porque obtuve mi ciudadanía a través de la amnistía”, dijo Carrillo mientras se encontraba afuera del lugar de votación en el centro comunitario de Río Rico, saludando a los peatones mientras estaba parado frente aun grande cartel de Trump, una gorra de Trump sobre su cabeza y dos prendedores de “Latinos por Trump” en su camisa.

Carrillo dijo que un gran problema para él son los impuestos.

“No queremos más impuestos. Y, además, como soy una persona jubilada, no quiero más impuestos”, dijo.

Cuando se le preguntó cómo se sentía antes de votar el martes en el centro comunitario, Verónica Orozco de Rio Rico, quien trabaja en el campo de la salud, dijo: “Nerviosa. Completamente nerviosa”.

¿Qué la ponía nerviosa?

“En este momento, la forma en que nuestra administración actual está manejando la pandemia de COVID. Y en general, el racismo y todo”, dijo.

Pero el presidente encontró apoyo en María de los Ángeles Romero, una mujer nogalense de 46 años, quien votó en la escuela primaria Challenger.

“Queremos que gane Trump porque, desde los 4 años que ha estado Trump, ha disminuido mucho la tasa de desempleo”, dijo Romero. “Y antes que estaban otros presidentes, estaba la tasa de desempleo por las nubes”.

Romero también temía que, si Trump perdía las elec- ciones, su hijo perdería su trabajo en la construcción del muro fronterizo.

Martha Pacheco, residente de Nogales, dijo que se sentía bien por votar el martes en Veterans of Foreign Wars Hall en Nogales, donde votó por Biden.

Aun así, dijo que era importante aceptar los resultados, incluso si sus candidatos preferidos no ganan.

“Yo pienso que con esta mentalidad debemos de venir”, dijo Pacheco. “Si no respetamos las cosas, ahí es cuando empiezan los problemas”.

(Traducción por Celina Cienfuegos).

Load comments